22 ago. 2009

22 DE AGOSTO: DIA MUNDIAL DEL FOLKLORE Y DÍA DEL FOLKLORE ARGENTINO

El folklore es el conjunto de las leyendas, tradiciones, poemas, costumbres, etc. de un país. A través suyo se penetra en las raíces de cada pueblo y se descubren hilos ancestrales que mantienen más hermanados a los naturales de cada región.
El folklore estudia esas relaciones y trata de preservarlas, como debe preservarse de contaminación la historia personal de cada ser humano.
El Primer Congreso Internacional de Folklore se realizó en la ciudad de Buenos Aires en 1960. A dicho evento, presidido por el argentino Augusto Raúl Cortázar, asistieron representantes de 30 países que instauraron el 22 de agosto como Día del Folklore.
El emblema que representa a los folkloristas argentinos es el árbol, porque el folklore también hunde sus raíces en la tradición, sus ramas representan el pensamiento, el sentido y la imaginación por un lado y la obra de las manos, es decir la creatividad artesanal por el otro. Las escasas hojas representan la juventud primaveral de la ciencia. Las palomas, la unión de lo material con lo espiritual en la amplitud del folklore. El tronco y ramas están envueltas con una banda que dice: Qué y cómo el pueblo piensa, siente, imagina y obra. Este emblema fue ideado por Rafael Jijena Sánchez.
Emblema del Folklore Argentino




El folklore gauchesco
La existencia propia de los gauchos llegó a adquirir en ambas bandas del Río de La Plata, hacia el siglo XVIII, una tipicidad suficientemente reconocida como para que fuera posible distinguir, en el panorama social de entonces, el género de vida peculiar de ese tipo humano, consustanciado con el ambiente de las pampas. Los múltiples aspectos de ese mundo agrestre, ya se refieran a la indumentaria o a la comida, a la equitación o a las faenas, al habla o a las supersticiones, a la poesía o a las costumbres, configuran una cultura tradicional, popular (o de tipo folk, como dicen los técnicos) y funcionalmente regionalizada en las llanuras rioplatenses.
Tales manifestaciones, cumplido el proceso de diferenciación típica en el medio social, a lo largo de etapas que acaso se inicien en el siglo XVII para culminar en el XIX, constituyeron lo que con riguroso sentido actual llamaríamos folklore gauchesco.

A. R. Cortázar

0 comentarios: